Paseando por un día

Bitácora personal del capitán @fotosycaptura ✨

Viajando sin experiencia


Vistazo a la estación central desde el interior del tren Vistazo a la estación central desde el interior del tren.

¿Hacia dónde vas?

Hoy estaba recordando sobre mi primer viaje hacia un lugar... Un lugar que desconocía por completo... Aquí va una pequeña historia sobre ello.

La mañana que desperté temprano

Quizás, éste sea el momento en que comience a relatar las aventuras de @fotosycaptura.
En una ocasión, se reunieron una serie de condiciones con las cuales finalmente decidí viajar hacia un lugar llamado Concepción, un lugar del que solo tenía conocimiento por medio de un foro que en ese entonces era llamado chilehub.

Por diversos motivos que no viene a cuento mencionar, decidí viajar... Sin experiencia alguna sobre ello, solo compré el boleto de viaje, y alguna que otra cosa en el bolso que llevaba, emprendí mi viaje...

Viajando en tren

El viaje resultó bastante tranquilo, relajante y lleno de emociones mezclados... ¿De cuándo que no viajaba en tren? fue una pregunta que rondó mi mente durante esos instantes... Mientras veía pasar el paisaje y posaba la mirada en las vías del tren, iban pasando a su ves, aquellos recuerdos que aún perduran en mi mente...

Vista de las vías del tren. Vista de las vías del tren.

En el transcurso del viaje, me dió un poco de hambre, y me asombré al saber que los trenes que van hacia el sur, contaban con cafetería. Debo de haber sido el niño mas feliz del mundo. Sí claro, niño.

Cuando llegó el asistente, me preguntó en ese momento si deseaba algo, y justo con hambre, pregunté que tenía en el menú.
Luego de escuchar un rato, cuando traía lo solicitado, me indicó que extendiera la mesa.

Mesa oculta Mesa oculta

¡Qué sorpresa! ¡No sabía que los asientos de estos trenes tenían una mesa individual! Fue un gran descubrimiento para mi inocente existencia de ese entonces.

Por cierto, a veces a uno le deberían de dar algún tipo de manual de instrucciones. ¿Saben?, no sabía que había que pagar por el sándwich, pensaba que venía incluido en el precio del pasaje. Lo que es ser un crío inocente que recorre el mundo jajaja

Mientras transcurría el trayecto y miraba el paisaje a través de la ventanilla, veía cómo iban cambiando muchas cosas... En ocasiones había niebla, en otras había sol, en otras un paisaje lleno de vida, verde hasta donde podía alcanzar a ver, en otras algunos árboles durmiendo por la proximidad del invierno..

Contemplando el paisaje a traves de la ventanilla Contemplando el paisaje a traves de la ventanilla

Contemplando el paisaje a traves de la ventanilla Contemplando el paisaje a traves de la ventanilla. Los constantes cambios del clima durante el trayecto llamaron poderosamente la atención

En el destino, final

Finalmente, como todas las cosas, el viaje tuvo su final, y arribé a mi destino. Concepción. El transcurso del viaje estuvo tranquilo y bastante entretenido. Por lo que no tengo nada mas que comentar sobre ello.
Al llegar, me percaté del entorno en el cual me encontraba. Todo era nuevo a mi alrededor. Todo me es ajeno. ¡Todo!
Por… ¿Por dónde comienzo?... Creo que estuve detenido una media hora en el mismo lugar, mientras pensaba y contemplaba con ojos de asombro lo que había a mi alrededor…

Llegando al destino, Concepción Llegando al destino, Concepción

¿Habrá pasado una media hora? ¿Cuarenta minutos? Lo cierto es que en un momento mis pies comenzaron a dar algunos pasos, y comencé a caminar.
Mientras caminaba, memorizaba los nombres de las calles para después saber posteriormente cómo regresarme al otro día.
Fui contemplando algunos detalles a medida que iba recorriendo. Estamos en un país que, entre sus cosas, suelen existir protestas…

En cualquier lugar que uno vaya se encuentra con protestas En cualquier lugar que uno vaya se encuentra con protestas

Mientras iba recorriendo, comencé a percatarme que tenía hambre otra vez… Tienes que ponerte a pensar, que siento un joven de apenas 27 años, desconociendo de todos los peligros del mundo, incauto, ingenuo, y en un lugar completamente desconocido, debería de haber tenido el peor miedo del mundo… Pero ¿Saben?, en ese entonces ni siquiera se me pasó por la mente pensar en esas trivialidades… Sí, digo bien, trivialidades… La verdad es que, siendo tan joven, nunca hubiera siquiera parado a cuestionarme esas cosas… ¡Esta era toda una aventura!

Pero… Tenía hambre, y no sabía ni siquiera donde ir a comer… Tampoco podría preguntarle a cualquier persona que viera por el camino ¿Saben? Así que, con eso en mente – o en cuerpo más bien -, seguí mi camino hasta que encontré un pequeño ciber café, y con ello, mi gran salvación para ese momento, ¡Internet! Y con ello, la existencia de todo lo que podría necesitar por ese momento, la ubicación de algún centro comercial, o un mall.

Una vez que llegué al lugar comencé a recorrer, buscando un lugar para comer…

Contemplando una escultura en el mall el trébol Contemplando una escultura en el mall el trébol

Luego de ello, comencé a caminar y recorrer el lugar, bonito, bastante grande y con áreas verdes al interior, este detalle llamó mucho mi atención, no había visto esto en otros lugares… Estuve dando vueltas, mirando, un par de horas, hasta que comenzó a caer la noche, y recién me percaté de algo: no tenía donde alojarme…

Vamos a ver... Un joven que recién se da cuenta que necesita de un lugar alojarse, en una ciudad completamente desconocida, con la noche encima... Sí, un buen panorama... XD

Afortunadamente, tenía a mi favor una lluvia de ideas… Que se podían resumir a dos, preguntar a un taxista y buscar… XD

Algo que siempre me ha acompañado, es mi carácter… Y después de buscar un poco y consultar encontré por fin un lugar donde poder descansar…

La cama, un lugar de descanso. La cama, un lugar de descanso.

Conclusión

Y con esto, termina mi relato inicial, de viajando sin experiencia… Como algo anecdótico creo que es una historia entretenida, sin embargo, si estas leyendo estas líneas y consideras que hubo muchos problemas que se podrían haber evitado planificando el viaje, pues déjame decir que tienes razón. Y desde entonces que llevo planificando mis salidas…
Nos leemos en otra ocasión 😊